Cómo sobrevivir a una ruptura

Cómo sobrevivir a una ruptura

Posted on May 3, 2018 in 2018, amor, Consejos

Cómo sobrevivir a una ruptura

Siempre hablamos de lo bonito que es el amor y el estar enamorado, pero en algunas ocasiones se termina. Y es duro pasar por eso, hay que acostumbrarse a un nuevo estilo de vida lejos de esa persona con la que se han pasado tantos momentos. Pero como dicen todas las madres en estas situaciones “el tiempo todo lo cura” y es verdad.

Por eso, después de una ruptura se pasan por las famosas cinco fases:

  1. Negación: no quieres asumir lo que ha pasado y buscas millones de alternativas para solucionar las cosas y volver a estar con tu pareja.
  2. Ira: es un momento en el que odias todo lo que tenga que ver con tu ex pareja, por lo que solo te salen pensamientos y sentimientos negativos.
  3. Negociación: llegados a este punto, reconoces que tú también has podido hacer las cosas mal, pero si lo comparamos con matar, pues no, seguro que no ha sido tan grave.
  4. Depresión: en este momento piensas que si hubieras hechos las cosas de otra forma, quizás aún seguiríais juntos, como haberle dejado elegir las pelis que veíais o no haber insistido tanto en su dieta. En esta misma fase también existe otra variante, y es la de arrepentirse de las cosas que no hiciste por estar con él.
  5. Aceptación: sabes que no hay vuelta atrás y que debes aceptar que empiezas una nueva vida.

Pero lo más importante de todo es que sigas haciendo tu día a día, aunque cueste. Por eso lo mejor es mantenerte ocupada el mayor tiempo posible y siempre apoyarte en todas las personas que te quieren, ya que te hará bien estar con ellas.

Por todos los medios, evita tener contacto con tu ex. Sabemos que es difícil en la época en la que vivimos con mil redes sociales de por medio, pero hay que hacer un esfuerzo. Si ves que es imposible no cotillear su última conexión o lo que publica, lo mejor es que lo elimines de todos los lados, para evitar la tentación.

Y aunque no tengas ganas, arréglate aunque solo bajes a comprar el pan, porque verte bien sube la autoestima de uno mismo y ayuda a que vayas superándolo.