Una noche de locura y despedida en Valencia