«Lo que en la juventud se aprende, toda la vida dura» (Quevedo)

Si estás a punto de cumplir los 25, el cuarto de siglo, o los acabas de cumplir, te sentirás identificado con este post . Es una edad que muchos temen, porque ves que los 30 se te echan encima.

El famoso cuarto de siglo y por consiguiente, la famosa crisis de los 25. Es el momento en el que empiezas a plantearte todo, si lo que has hecho hasta ahora te ha servido y te servirá, el dónde estarás dentro de 2 años, pero sobre todo, dónde estás ahora.

Es como el limbo, que no estás ni en un lado ni en otro, y más en los tiempos que estamos. No sabes si seguir estudiando, si buscar un trabajo (pero por favor que valga la pena), o si el trabajo que tienes es lo que pensabas que tendrías…

Las amistades

Con los amigos las cosas también son diferentes. Ya no sois ese grupo numeroso que erais a los 16 años, ahora cada vez sois menos y encima cada vez es más difícil veros, que si la pareja, que si el trabajo, los estudios… Casi, casi, vuestra única relación es a través del grupo de whatsapp. Pero piensa que ahora disfrutas más de esa cervecita que os sirve como excusa para poneros al día, y que esos amigos son de verdad, de los que suelen durar para toda la vida.

cuarto de siglo

La manera de salir de fiesta también cambia. Ya no apetece tanto meterse en la discoteca con un montón de gente, sino que apetece más salir a cenar y tomarte esas copitas de después que se alargan hasta las tantas, pero disfrutando de la conversación y las risas con tus amigos. Porque ahora te ríes con más ganas. Eso de salir los dos días del fin de semana es toda una aventura, no te recuperas hasta la siguiente semana, y tu bolsillo no se recupera hasta el mes siguiente.

¿Y qué pasa con las relaciones en el temido cuarto de siglo?

En cuanto al amor, si te rompen el corazón te preguntas cómo esa persona a la que quisiste tanto te pudo hacer tanto daño, ahora lloras con menos lágrimas pero con más dolor. Te preguntas por qué no puedes conocer a alguien, te da miedo pensar en llegar a los 30 y no tener pareja, y más cuando parece que todos tus amigos llevan años de novios.

cuarto de siglo2

Te empiezas a entender más a ti mismo, a conocer más cosas sobre ti, cosas que desconocías, empiezas a tener más claro lo que quieres y lo que no. Añades cosas a la lista y quitas otras que ya no tienen tanta importancia. Hay veces que te sientes genial, que puedes con el mundo, y otras que el mundo se te viene encima. Hay veces que piensas en el pasado e intentas quedarte en él, pero sabes que no queda otra que avanzar. Aunque el futuro te asusta, tienes ganas de llegar, de hacer tu vida, hacer una vida para ti.

Que no te asuste llegar a ese futuro, pero sobre todo que no te asuste vivir este presente, los “veintitantos”. Una etapa, como os he dicho antes, de estar en el limbo, pero una de las mejores de nuestra vida. Pregunta a cualquiera que la haya pasado y te dirá que la disfrutes, que es la mejor época de tu vida. No la desaproveches, no quieras volver a los 18, esos ya los tuviste, ahora estás en los 25, y sí, mañana estarás en los 30!

«La vida no se mide por las veces que respiras, sino por los momentos que te dejan sin aliento»


Notice: Undefined index: ed_floating_next_previous_nav in /usr/home/despedidasbig/www/blog/wp-content/themes/infinity-mag/inc/common-functions-hooks.php on line 181

Deja una respuesta