¡El vino tinto es salud! Y no lo decimos nosotros, sino una investigación llevada a cabo por el Instituto de Investigación Virginia Tech Carilion en Roanoke (EE.UU.).

Ya sabíamos que una copita al día mejora nuestra flora intestinal y que por eso muchos médicos recomendaban tomarla, pero es que ahora los beneficios que se han descubierto van más allá de esta primera mejora.

vino

En este caso son las neuronas las que se ven beneficiadas por el vino y es que tiene unas propiedades que son capaces de controlar los efectos del envejecimiento, los mismos beneficios que puede tener hacer las odiosas dietas y el ejercicio.

Nuestras neuronas forman alrededor de 1.000 conexiones con otras neuronas y es a través de ellas por donde se transmiten las órdenes y la información que nuestro cerebro manda para realizar, por ejemplo, los movimientos voluntarios como andar, beber agua, sentarse…

Es con el paso del tiempo y el envejecimiento que estas conexiones se van degenerando poco a poco, llegando incluso a perderse algunas de ellas, pero con los efecto positivos del vino tinto se ralentiza el envejecimiento de las fibras musculares.

Pero como todo en esta vida, el exceso es malo. No hay que pasarse con beber vino más que lo recomendable por expertos en la salud.


Notice: Undefined index: ed_floating_next_previous_nav in /usr/home/despedidasbig/www/blog/wp-content/themes/infinity-mag/inc/common-functions-hooks.php on line 181