limusina

Sobre limusinas y tarjetas VTC

Publicado por

Tras el desembarco en España de empresas como Uber o Cabify el sector del transporte de pasajeros ha sufrido una revolución.

Ahora es posible reservar estos servicios VTC de forma sencilla, a través de una aplicación móvil y de forma casi instantánea.

¿Qué nos diferencia a las empresas de limusinas de estas otras de alquiler con conductor?

Nada. Así de sencillo.

Salvando las distancias del uso de un coche para realizar un trayecto por la ciudad y de un paseo en limusina para celebrar un cumpleaños, despedida, boda, etc. el resto de requisitos legales son los mismos.

Cualquier tipo de vehículo que se alquile en régimen de alquiler con conductor necesita una tarjeta de transporte de la Comunidad de Madrid (tarjeta VTC) que permite el transporte de pasajeros.

El requisito principal de esta licencia es, que no se pueden hacer recogidas de pasajeros “al estilo taxi, levantando la mano en plena calle”.

Es necesario tener una hoja de ruta fijada de antemano (en Uber o Cabify se realiza a través de la aplicación), que las empresas de limusinas hacemos antes de comenzar el servicio.

VTC

Para que un vehículo pueda disponer de esta licencia, debe cumplir una serie de requisitos como por ejemplo: tener todos los seguros en vigor, ciertas condiciones y características como la longitud mínima, la capacidad máxima de 9 pasajeros o la antigüedad del coche y que los conductores estén dados de alta para poder trabajar.

¿Qué diferencia hay entre un taxi y una limusina?

Obviamente son usos completamente diferentes y salta a la vista la comparación.

En ningún caso, una limusina suple a un servicio como el taxi. Aunque la licencia que se requiere también es diferente, la principal prohibición que se le pone a las licencias VTC es que, en ningún, caso puede esperar o circular por las calles en busca de clientes, cosa que los taxistas si que pueden hacer.

A la hora de contratar un servicio de limusina es muy importante asegurarse que la empresa propietaria de los coches tenga licencia VTC.

A veces, se contratan servicios a través de intermediarios que nada saben sobre este tema y que luego no se harán responsables a la hora de solucionar posibles problemas.

Al igual que no se nos ocurre montar en un taxi sin licencia, en las limusinas no debería ser diferente.

¿Cómo saber si una limusina tiene licencia VTC?

En la página web de la empresa que ofrece los servicios, se deberá indicar si tiene dicha licencia y en el propio vehículo, deberá existir un distintivo que indique la posesión de la tarjeta.

limusina