mentiras

Las 10 mentiras más comunes de las mujeres

Publicado por

Dicen que las mujeres y las mentiras son amigas, ¿O es mentira? Si somos justos tenemos que reconocer que a veces soltamos algunas mentiras piadosas, pero simplemente para mantener la paz y evitar momentos y discusiones incómodas e innecesarias.

 

Sin embargo muchas veces, algunas de estas mentirijillas más que traer la calma, traen una buena riña por detrás. A pesar de que algunas están ya bastante escuchadas nos negamos a dejar de decirlas y seguimos cayendo en la tentación de utilizarlas una y otra vez.

Hoy, desde Despedidas BIG, os traemos algunas de las mejores y más comunes mentiras que dicen las mujeres, que según admiten muchos hombres, jamás llegarán a creerse:

mentiras

1. “Estoy lista en 5 minutos”: El clásico de los clásicos. Y es que, ¿quién no ha dicho esto alguna vez cuando realmente le faltaban 45 minutos más por delante? Es materialmente imposible peinarnos, maquillarnos y cambiarnos de modelito 15 veces en tan poco tiempo. Esta frase es otra versión del “Ya llego, estoy saliendo”, cuando realmente sigues con la toalla de ducha en la cabeza.

2. “No me pasa nada”: Esta es casi tan mítica como la anterior y probablemente el top de las mentiras. Y es que el NADA significa, “por supuesto que me pasa algo y deberías darte cuenta de lo que es ahora mismo o la tendremos en cuestión de segundos”. Si te dice eso, mi consejo: HUYE LO MÁS RÁPIDO QUE PUEDAS.

3. “No tengo que ponerme” que es la frase antecesora del “No fue tan caro, estaba rebajado o me lo regalaron”: A pesar de tener el armario a rebosar y de que apenas puede cerrar los cajones, nunca es suficiente y siempre encontrará una excusa perfecta para salir de compras y no sentirse mal por ello.

4. “Cuéntamelo que te prometo que no me enfado”: MENTIRA, es una trampa. Realmente lo único que quiere es que le digas la verdad, pero no tengas la menor duda de que se enfadará tan pronto como hayas terminado de contárselo. Una vez más, CORRE Y NO MIRES ATRÁS.

 

5. “No estoy celosa”: Esta puede valer tanto para ellas como para ellos. Si les vemos hablando de una forma sospechosamente cariñosa con alguien es normal que nos pique el gusanillo de los celos, así que lo que no deberíais hacer es preguntarlo porque confirmaríamos sospechas y seguramente nos llevaríamos una buena bronca.

6. “No tienes que regalarme nada”: Esta frase vale para cumpleaños, navidad, aniversarios,… y es que cada vez que escuchas un “No tienes que…” cámbiala mentalmente por el “Si tienes que…” y la cosa irá sobre ruedas.

7. “No recibí tu llamada/email/sms/whasapp”. La traducción de esta frase es: “En realidad me daba mucha pereza, no me apetecía contestarte o hablar contigo o, simplemente, estaba haciendo algo más interesante y no quería cogerte el teléfono.

pareja enfadad8. “Claro, vete y pásatelo bien con tus amigos que yo me quedo tranquila en casa”: ¡Uiiiii peligro! si te dice eso ni se te ocurra salir de casa o al llegar te caerá una bronca monumental que seguramente ni siquiera te merecías.

9. “Tengo la regla”: Esta es una de las excusas más comunes y a la vez más eficaces que existe ya que, al ser las únicas que la sufrimos sólo nosotras sabemos cómo son “esos días”. Esta frase abrirá un amplio abanico de posibilidades para excusarse de aquello que no nos apetece, no nos gusta o nos da pereza. Y lo más importante, que no te lo discuta o será “La Regla” la culpable de que nos pongamos como unas locas.

10. “Ahora mismo no quiero ningún tipo de relación”: Huele a mentira de lejos pero no tienes nada que hacer. Si te dice esto no es que no quiera una relación con alguien, sino que no quiere una relación, pero CONTIGO. Que no meta al resto de hombres del universo en el mismo saco porque no es así. Normalmente esta frase viene seguida de un “acabo de salir de una relación larga o una relación de muchos años…” o “ahora mismo estoy centrada en mi trabajo…”, para suavizar el momento y excusarse más fácilmente.

 

Pero como no sólo las mujeres sueltan mentirijillas para salir del paso, la próxima semana publicaremos algunas de las mentiras más comunes entre el sector masculino.