Tratamientos para tu piel tras el verano

Tratamientos para tu piel tras el verano

Posted on Oct 11, 2018 in Actividades, Belleza, big, Big Eventos, Consejos, Curiosidades, Moda, Ocio, Salud, verano

Tratamientos para tu piel tras el verano

El frío se empieza a notar y vemos como el sol cada vez va quedándose sin fuerza y tenemos muchas menos horas de luz que en verano.

Se acabó la crema solar, los pantalones cortos y las chanclas; ahora toca entrar en el invierno prepararse para las fiestas de navidad…

Año tras año nos ocurre lo mismo. Por ello, hoy queremos darte unos consejos para que tu piel, castigada por culpa del sol tras el verano, se recupere totalmente.

¡Empezamos!

Durante el verano nos encontramos en sitios distintos en los que estamos habitualmente, a veces descuidamos la rutina y, con ello, nuestra piel,  ya sea por falta de tiempo, medios o relajación.

¿Qué te pide tu piel después de los días de sol? 

El tratamiento más adecuado es el exfoliar la piel para mejorar la fineza del poro y del brillo. Además, repararás el daño que ha podido ocasionar el sol en tu piel como podrían ser manchas. A su vez, estimularás la producción de colágeno para evitar la formación de arrugas. Dependiendo de la naturaleza de la piel, deberás tratarla de una manera u otra.

Si tienes la piel grasa, debes mantener un especial cuidado ya que durante los meses de verano la exposición al sol ha actuado como antiséptico y ha secado la piel. Muchas veces el acné mejora. Los brotes de este serán normales, ya que se tratará del llamado ‘efecto rebote’.

En cambio, la piel seca durante el verano es la que más sufre ya que el sol y el viento provocan en ellas una mayor sequedad. El principal tratamiento es eliminar la capa de células muertas que envejecen e hidratar más la piel.

¡Ahora es tiempo de cuidar tu piel y de mimarla!

Te recomendamos los siguientes pasos:

  • El paso clave es que exfolies tu piel. Limpiar la piel y exfoliarla es el paso esencial para mejorar la piel. De esta manera, lograremos eliminar las células muertas, impurezas y rugosidades de la piel para dejarla limpia y preparada para todo tratamiento.
  • El segundo paso es utilizar mascarillas para hidratar y reparar en profundidad. Además, recordar que hay que hidratar muy bien la piel para que no aparezcan manchas.